miércoles, 16 de febrero de 2011

Pero puestos a ser sinceros...

...me encantaría que la representación de todos los castellanomanchegos estuviese, con la máxima realidad y fidelidad, constituida. Ojalá hubiese unas Cortes de color morado (Partido Castellano), de color azul (Partido Popular), de color rojo (Partido Socialista), de color rojo (Izquierda Unida) y de color blanco (Voto en blanco) y que la representación acudiese a diario, sin faltar ni un solo minuto, al trabajo que yo le doy con mi voto.

¿Sería ésto posible?

2 comentarios:

Alberto Bueno dijo...

¿Y por qué no también magenta? Puestos a expresar gustos... :)

Pocomancha dijo...

Es que UPyD no se presenta a las autonómicas en Castilla La Mancha, y mira que me hubiera gustado. Saludos.