viernes, 11 de junio de 2010

Del teorema de All-Bran y las crónicas de un desagüe

Me hacen gracia los spots publicitarios de la, esa marca, tan conocida de cereales rellenos de chocolate, se supone de fibra y eficaces en las labores insustituibles de las obligadas excreciones, y digo insustituibles porque como no lo haga uno por iniciativa propia, las consecuencias pueden ser casi mortales y dignas de discriminación. Es curioso, parece ser que cuando no se defeca, el cuerpo se acorcha y el carácter se vuelve irascible, se siente pesadez de alma e incluso, sería la misma situación que describe el listo de turno en el trabajo que compara una situación con personas irritables e irascibles con la falta de intercambio de fluídos y de actividad sexual o incluso de la llegada periódica de lo mejor de ser mujer.

Permítanme llegar aún más lejos en mi humilde razonamiento, pues no veo yo que el quid de la cuestión sea de Estado o de estado, de poema o de las burdas miserias de la vida, sino de política. Va ser eso, cuestión de política y de las crónicas de un desagüe. El caso es que, interrelacionando el spot de publicidad anteriomente mencionado con la reciente intervención de Felipe González en la convención de los malogrados 100 años pesocialistas, y digo malogrados, porque en 6 años, ya ha habido quien ha hecho de esos 100 un camino de podredumbre y nauseabundas razones para que Felipe González se hunda en el saco que retiene a los más necios de los sabios, continúo con el razonamiento, aquel día, este personaje no debió tomar los cereales de fibra y chocolate a tenor de las tontunas que acabó diciendo, pues en varios artículos médicos he leído que la falta de actividad excretora produce exaltación de la realidad y delirios demenciales transitorios, pues llegó a decir que lo peor que le puede pasar a este país es que el gobierno cambie de color de manos, la imbecilidad es palpable, lo peor es quien pueda seguirle en sus ideas.

Si ésto no cambia de manos ya, a buen seguro España volverá a las abarcas, o quien sabe lo que sucederá si el pueblo se vuelve horda agresiva. Seis, seis años lleva ZP sin probar un sólo copo de All-Bran, ¿es posible que un personajillo así pueda mantener la misma cara defecatoria sin llevarlo a cabo?. El día que culmine el acto excretor que dios nos pille confesados, pues habrá gestado Extremadura, Andalucía, Asturias, el Estatuto Catalán, Aragón, Cantabria y Castilla La Mancha, en olorosa compaña.

All Bran para ZP y todos sus incondicionales. Salud para los demás.